Publicado el

Propiedades del Espino blanco

Propiedades del Espino Blanco

Hay muchas plantas medicinales que bien utilizadas pueden ser de gran utilidad para cuidar el corazón, una de las más utilizadas y entre mis preferidas está el espino blanco. Por supuesto, insisto una y otra vez, en el marco de un estilo de vida equilibrado que elimine el tabaco, nos procure una alimentación saludable, actividad física moderada y el estrés bajo control.

Conocido también como espino albar, espino majuelo o espinera brava, y cuyo nombre en latín es Crataegus distinguiéndose las variedades oxyacantha y monogyna -esta última con algo menos de poder medicinal-, es un arbusto originario de Europa, norte de África y del occidente asiático; en fitoterapia se utiliza principalmente como cardiotónico, vasodilatador y sedante suave.

La parte más activa medicinalmente son las flores, las cuales se cosechan en primavera y hay que secar rápidamente; pero también son eficaces las hojas y los frutos en las diferentes presentaciones medicinales: infusión, cápsulas, comprimidos o tinturas madres.

Destacan en su composición los flavonoides que son complementados por ácidos triterpénicos, aceite esencial, purinas que conforman la composición de los ácidos nucleicos, aminas, pectina, amigdalina, vitamina C y presencia de minerales, brindándonos una planta medicinal prácticamente inocua y que es ampliamente utilizada en el mundo para prevenir y aliviar las enfermedades cardiovasculares.

Entre sus efectos positivos destaca su acción cardiotónica que favorece la circulación y nutrición del músculo cardíaco; esto se complementa con una actividad antiespasmódica y vasodilatadora que, al mejorar la oxigenación del miocardio ayuda a controlar arritmias, angina de pecho y coronaritis.

Para concluir un excelente perfil cardiovascular, agreguemos qué por su actividad antioxidante, tiene una fuerte capacidad para neutralizar los radicales libres y prevenir procesos ateromatosos.

El uso más estudiado para el espino blanco es la insuficiencia cardíaca congestiva, una condición en la cual el corazón no puede bombear sangre rica en oxígeno al resto del cuerpo de forma eficiente provocando síntomas en todo el organismo y se manifiesta con tos, fatiga, debilidad, desmayos, inapetencia, palpitaciones, dificultad respiratoria, hinchazón de pies y tobillos, aumento de peso, etc. En diferentes ensayos se pudo verificar que esta planta mejora significativamente la función del corazón, la capacidad para la actividad física y un alivio general en síntomas como la falta de aliento y la fatiga.

La ateroesclerosis por acumulación de placa, cuya principal causa es la oxidación de los lípidos que circulan en la sangre, puede afectar negativamente la salud impidiendo una buena oxigenación del músculo cardíaco predisponiendo a la angina de pecho y ataques al corazón, así como a la acumulación de placa ateromatosa en las arterias que suministran sangre al cerebro predisponiendo a un derrame cerebral; también, al menos en estudios sobre animales, el espino blanco se ha mostrado útil para prevenir estos trastornos y aliviar la condición del que ya los padece. Hay otras plantas como el ginkgo biloba o el hamamelis, así como el consumo de aceites Omega 3 en forma complementaria que también pueden contribuir a mejorar este escenario.

Aunque todo lo que creíamos saber acerca del metabolismo del colesterol está siendo cuestionado en los últimos años, podemos afirmar que el espino blanco es eficaz para controlar el colesterol LDL -habitualmente conocido como “malo”- en el torrente sanguíneo así como regular su producción hepática; mientras los expertos no se terminan de poner de acuerdo en cuales son los niveles adecuados de lípidos en la sangre, nosotros enfatizamos en los alimentos saludables, las hierbas medicinales que han probado ser eficaces a lo largo de cientos de años y la sabiduría que emerge de la observación de las leyes de la naturaleza. ¿No le parece lógico?

Sugerencias para complementos

Aunque antes de consumir plantas medicinales es conveniente consultar a un profesional especializado, la indicación general -a modo de referencia- suele ser de la siguiente manera:

  • Infusión al 1%: se dejan reposar 10 g por litro de agua hirviendo durante 15 minutos y se toman dos o tres tazas al día.
  • Polvo: 200 – 500 mg dos o tres veces al día.
  • Tintura hidroalcohólica: según indicación, como norma se sugieren 10 a 30 gotas en un vaso de agua tibia dos o tres veces al día; se realizan tratamientos de tres semanas a un mes, se toman unos días de descanso y se retoma si es necesario y sugerido por un profesional médico o naturópata.

Me encanta investigar, detectar, consumir y recomendar complementos de calidad; a continuación algunos de los que he detectado en Amazon:

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Propiedades de la vitamina K

Propiedades de la VITAMINA K

Funciones

Interviene en la coagulación sanguínea y en los distintos factores implicados en el proceso; si no tenemos suficiente vitamina K aumenta la predisposición a padecer una hemorragia, sangrados frecuentes de nariz, encías o hematomas.

También es necesaria en la formación de huesos y tejidos saludables. Además, su consumo adecuado se asocia a la prevención de problemas cardíacos, dado que activa la proteína que previene la formación de placas de calcio en las arterias manteniendo su elasticidad.

Tengamos en cuenta que cuando la ingesta no es óptima nuestro organismo utilizará la vitamina K para su función principal de supervivencia, es decir que priorizará la coagulación de la sangre; en tanto que pueden quedar desatendidos el mantenimiento óseo y cardiovascular. (1)

Esto se conoce como teoría del triaje la cual postula que algunas funciones de los micronutrientes (las aproximadamente 40 vitaminas, minerales, ácidos grasos y aminoácidos esenciales) se ven limitadas durante la escasez y que las funciones requeridas para la supervivencia a corto plazo serán prioritariamente contempladas sobre aquellas que son menos esenciales.

Presentación

La vitamina K al ser una vitamina liposoluble se absorbe gracias a la acción de las sales biliares y su eliminación también se realiza a través de las vías biliares, aunque pueden aparecer metabolitos en orina.

Para tipificar la vitamina K existen tres grupos: la K1, la K2 y la K3:

  • K1 o filoquinona, se encuentra en las verduras de hoja verde, supone del 70 al 90% de la vitamina K total.
  • K2 o menaquinona, se produce gracias a la flora intestinal y en alimentos fermentados; además de otros alimentos de origen animal como puede ser la carne o algunos quesos.
  • K3 o menadiona, es sintética; se conoce desde hace unos cien años y en aquellos estudios pioneros se observó que los animales que sufrían hemorragias tenían déficit de vitamina K.

Los estudios señalarían como más efectiva la vitamina K2 que la vitamina K1.

Fuentes

Las principales fuentes alimentarias de vitamina K son alimentos de origen vegetal como col, coliflor, judías verdes, guisantes, nabos, coles de Bruselas, espinacas, lechugas, etc.

Los alimentos de origen animal no contienen una elevada cantidad de vitamina K con excepción del hígado, huevos, quesos y algunos alimentos fermentados en donde la cantidad aportada tiene una gran variabilidad.

Precauciones

La vitamina K necesita la absorción de bilis y grasas para poder absorberse, además se almacena por poco tiempo en el hígado.

A pesar de ser una vitamina liposoluble, no se han descrito casos de toxicidad por sobredosificación por medios naturales, sin embargo es importante saber que si se está tomando anticoagulantes hay que tener cuidado con la cantidad de vitamina K que consume evaluando con su proveedor de salud los riesgos y beneficios.

Quienes padecen enfermedad de Crohn o intolerancia al gluten pueden padecer una carencia debido a los problemas de absorción en el intestino.

Recomendaciones

La ingesta recomendada según la RDA americana es de 90µg/día para las mujeres y 120 µg/día para los hombres, sin embargo en las ingestas recomendadas para la población española, se recomienda un aporte menor de 80 y 65 µg/día para hombres y mujeres respectivamente.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Silencio

Silencio

Si hay algo que predomina en el mundo de hoy, es el ruido.

Contaminación acústica. Ruido emocional provocado por los miles y miles de estímulos que dicen: “¡Compra! ¡Compra!”. Ruido en las relaciones que no encuentran muchos momentos de quietud para experimentarse.

También hace ruido, ¡mucho ruido!, nuestra mente cuando supone, conjetura y saca conclusiones: acciones que buscan llenar vacíos que generan ansiedad con mapas que rara vez se ajustan a la realidad. De esta manera perdemos la capacidad de ver sin juzgar permanentemente, sumiéndonos en un estado de trance ilusorio.

El carrusel mental gira y gira; la ilusión no se detiene y la mente se encarga de recrear las escenas con ruido e imágenes condicionadas por viejas creencias, valores y programas adquiridos previamente y de manera inconsciente.

Cuando estamos dormidos vivimos una eterna lucha por no caer en el vacío; despertar es permitir que el carrusel se detenga y que el silencio del vacío y de la plenitud se apodere de nuestra existencia.

Permitirnos estar en silencio es la llave para acceder a la verdad que Inteligencia Cósmica calla pero ilumina para las mentes aquietadas. Cierra los ojos y observa al mono de la mente hasta que se aquiete y la luz del silencio te unifique con la respuesta a todas las preguntas allí donde ya no hay preguntas.

Cuando el silencio tiene su espacio en nuestra vida, nuestra mente encuentra mayor claridad; de hecho, la conciencia se va manifestando detrás de tanto ruido. La re-evolución de la conciencia se produce en este estado que nos pone en sintonía con la Inteligencia Cósmica y donde la Creación se expresa sin obstáculos a través de nosotros.

Pablo de la Iglesia

Fuente: Espiritualidad Aquí y Ahora (Kier)

Publicado el

Simplifica tu vida

Simplifica tu vida

Vive más sencillamente
para que otros sencillamente puedan vivir.

Gandhi

Piensa en aquellas cosas que consumes pero que no son en absoluto necesarias. ¿Ropa? ¿Tecnología? ¿Salidas? De todas ellas, ¿cuáles te acercan a la felicidad?, ¿cuáles podrías suprimir sin que te vieras afectado?, ¿te sentirías incluso aliviado por no llevar su carga?

Piensa en todas esas relaciones que no te aportan nada, que solo sostienes por compromiso, por tradición, incluso porque quieres parecer bueno.

Todas esas reuniones inútiles a las que acudes por cortesía, cuando quisieras estar en pantuflas viendo una película de Walt Disney con tus hijos.

Hoy en día, la necesidad de simplificar nuestra vida tiene un doble significado: por un lado, nos hace más fácil el camino, más libre, más liviano; por el otro, es una cuestión de responsabilidad social.

Podría explicártelo, desde mi perspectiva de naturópata, reflexionando sobre la salud.

Generalizando, en el mundo de hoy existen dos grandes tipos de enfermedades, las de la abundancia y las de la escasez que en términos materiales se traducen en desequilibrios por exceso o por defecto; unos están enfermos porque están sobrealimentados y otros, porque están desnutridos.

Unos están gordos y enfermos del corazón porque su vida es fácil y llena de excesos, otros están flacos y excluidos porque para llegar al colegio tienen que caminar largas distancias con los pies descalzos y el estómago vacío.

Seguramente tú perteneces al grupo de aquellos a los que al menos les sobra algo de lo que podrían prescindir para ser más felices y simples. Seguramente ese algo le puede facilitar la vida a otra persona.

Es una ecuación donde todos ganan y que debe activarse cuanto antes y en forma masiva para que de verdad la prosperidad absoluta sea el estado de cosas planetario.

En el área del conocimiento también nos hemos vuelto complejos y este ya no siempre juega a nuestro favor, más bien se ha vuelto un intrincado laberinto que nos enrieda cada vez más; simplificar es cultivar la sabiduría diáfana del observador sin juicios, que no se ata ni se identifica con el conocimiento ni las creencias establecidas, sino que los utiliza en función de un propósito iluminado por el corazón.

Comprender que la INTELIGENCIA es un fenómeno natural que ocurre cuando lo permitimos, el CONOCIMIENTO es un mero instrumento y la SABIDURÍA es la encargada de acoplar y modular la expresión de tus pensamientos y acciones; reconócelos, define el objetivo y permite que expresen su juego creando como lo hace la naturaleza en unidades perfectas, eficientes, sin excesos ni defectos y por el camino más simple.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Alimentación después de la lactancia

Alimentación después de la lactancia

Esta etapa de la vida es fundamental para determinar el estado de salud y bienestar que un individuo gozará toda su vida.

Al nacer y durante los primeros meses, realmente no hay mucho que hablar: teta, teta y teta.

Más allá de la lactancia materna

Luego, lo primero que debemos abordar es la transición desde la lactancia a los alimentos sólidos.

Este es un tema que genera mucha ansiedad en los padres que normalmente se apuran a incorporar alimentos en variedad; debo decir que, mientras el niño tome teta, tiene todas sus necesidades cubiertas con la leche materna hasta el año, luego puede ser insuficiente y  el aporte adicional de alimentos con hierro y zinc es importante.

Entonces, mientras se prolongue la lactancia, este es un proceso que puede tomarse con mucha calma, privilegiando la calidad y respetando los instintos de la criatura en cuanto a la cantidad; el pediatra advertirá si hay algún problema de nutrición o crecimiento.

Espirulina, súper alimento para bebés

Siempre insisto que el primer «medicalimento» que se me ocurre como el mejor para los bebés es la espirulina, un alga marina -más bien una cianobacteria- que se compone alrededor de 75% de proteínas, un mix impresionante de vitaminas y minerales -A, E, D, B1, B2, B3, B6, B12, hierro, zinc, ácido fólico, ácidos grasos esenciales y un alto contenido de clorofila; una cucharadita de café al día en una o dos tomas es perfecto para complementar las inmejorables propiedades de la leche materna antes de empezar una suave transición hacia los alimentos sólidos a partir de los cinco o seis meses.

Además, la espirulina puede ser consumida por la mamá para enriquecer su «fórmula» natural , de ser necesario, por el propio bebé desde el mismo nacimiento o cuando la madre tiene problemas con el suministro pleno de la lactancia; en este caso, sobre todo para las madres que tienen problemas para dar el pecho, la leche de sésamo o de almendras bien coladas con un poquito de espirulina es un alimento muy completo y tolerado desde los primeros días de vida -con supervisión del pediatra, por supuesto-.

El camino hacia los primeros sólidos

Instintivamente los niños pedirán comida, nuestra función es asegurarnos que esta sea de valor, concentrada en nutrientes y libre de toxinas; entre sus primeros alimentos suelen recomendarse las papillas de cereal, que en caso de dárselas, procuraremos procesar los granos cocidos prefiriendo el mijo, el trigo sarraceno, la quinoa… que también pueden ser materia prima para una «leche» vegetal bien colada al principio y cada vez más espesa con el tiempo.

En cualquier caso, es mejor comenzar con verduras, luego frutas, siguiendo con la incorporación de frutos secos -idealmente activados y procesados-. Recordar: mientras se prolongue la lactancia, ¡no hay mejor alimento que la leche de mamá! Lo demás es complemento.

A medida que crecen, las frutas, las verduras y los frutos secos deben ser los protagonistas; tengamos presente que la mayoría de los niños ni siquiera llegan a las raciones mínimamente recomendadas por las autoridades.

Seamos una familia vegana o no, esta escuela tiene montones de recetas sanas y deliciosas para incorporar con facilidad estos alimentos en cualquier plan de alimentación equilibrada.

Recetas veganas para niños

Desafíos del crecimiento

Luego, a medida que crecen las necesidades de los niños están determinadas por el crecimiento de su cuerpo y el desarrollo de huesos, dientes, músculos, etc; proporcionalmente tienen unas necesidades de energía, proteínas y ácidos grasos mayores que la de los adultos, pero cuando la alimentación es variada y basada en alimentos frescos, vivos e integrales, los riesgos de carencias y excesos se minimizan.

Realmente esto no representa un desafío de mayor importancia en las familias que tienen acceso a una canasta básica de alimentos y que además optan por variantes saludables; la malnutrición, mayormente se debe a la mayor opción por los alimentos ultraprocesados.

En cuanto a las vitaminas y minerales:

Hierro: el periodo de uno a tres años es el más crítico para exponerse a carencias, ¡pero ya hemos recomendado la espirulina! A lo cual podríamos agregas polen, chlorella y levadura de cerveza dietética. A esta edad aumenta rápidamente la masa sanguínea y el cuerpo demanda más hierro.

Calcio: habitualmente se insiste en que la leche es la mejor fuente de calcio, pero yo insisto en que el sésamo, las almendras o las legumbres lo son tan buenas o mejores y con menos contraindicaciones.

Zinc: es esencial para el crecimiento y hay que asegurar 10 mg diarios; la carne y los pescados de mar son fuentes muy buenas, pero mejor aún es el polen, el cacao amargo, las semillas de calabaza o los huevos de pastoreo.

Pablo de la Iglesia
Mentor del Diplomado en
Coaching Nutricional